Como Agua para Choocolate

Como Agua para Chocolate novela nacida de la inspiración de la escritora Laura Esquivel y publicada en 1989. La obra pone su acento en los elementos de la cultura del pueblo mexicano y tiene en la época de la revolución mexicana su principal escenario de desarrollo contextual.

Resumen y Análisis

La novela Como Agua para Chocolate se inicia con el nacimiento de una mujer llamada Tita de la Garza, la principal protagonista de la trama. Su llegada será la prueba de un infortunio  preestablecido por el destino, que marca la tradición de unas normas sociales fuertemente arraigadas en esa época de la historia mexicana.

Aunque esta condición alrededor de su puesto de nacimiento no pareciese significar mucho al lector, en la historia de Como Agua para Chocolate importa mucho en Tita, por ser la última de las otras  hijas mayores de Mamá Elena.

El núcleo familiar de inicio de la trama lo conforman  mamá Elena La Garza y sus tres hijas  Gertrudis, Rosaura y Tita. La narración de Como Agua para Chocolate comienza a través de la voz de una sobrina nieta de Tita, que inicia y cuenta la historia de su tía abuela.

La narradora comenta al inicio “Mamá decía que era porque yo soy igual de sensible a la cebolla que Tita, mi tía abuela” y más adelante prosigue la voz:

“Dicen que Tita era tan sensible que desde que estaba en el vientre de mi bisabuela lloraba y lloraba cuando ésta picaba cebolla”

El relato sitúa la acción en una hacienda mexicana a principios del siglo 20, donde la severa madre de Tita, Mamá Elena la somete al acatamiento de unos convencionalismos propios de la tradición cultural.

Para Tita al igual que para todas las hijas últimas mexicanas, le corresponde ser las continuadoras junto a sus madres, de un severo legado de normas sociales respecto a la mujer, que se reproducen sobre manera con las últimas hijas nacidas de un grupo familiar.

El relato contado de Como Agua para Chocolate se inicia haciendo mención de Tita incluso antes de su nacimiento.  De ella se cuenta que se le escuchaba llorar ya desde el vientre y al nacer sólo el olor a la sopa que preparaba Nacha la cocinera, era lo único que la calmaba.

“su  llanto era tan fuerte que Nacha, la cocinera de la casa, que era medio sorda, lo escuchaba sin esforzarse”

Tita crece desarrollando muchas habilidades en el arte culinario. Ella tuvo en Nacha  su principal maestra, quien le fue enseñando desde pequeña el oficio de cocinar. Nacha no sabía leer ni escribir, pero en la cocina tenía tantos conocimientos profundos que cualquiera otra que dijera saber.

“Nacha, que se las sabía de todas todas respecto a la cocina”..

Por los convencionalismos establecidos le corresponde cumplir el mandato de perpetuarse como soltera y al cuido de su madre hasta que ésta permanezca con vida.

Cuando Tita tenía quince años se enamora a primera vista de Pedro Muzquiz un vecino de la hacienda el sentimiento en el hombre es mutuo, así que pide la mano en matrimonio a Mamá Elena.

La respuesta de inmediato de la madre fue un no, por ser violatorio a la norma y le ofrece a Pedro su otra hija Rosaura, él acepta casarse para poder estar cerca de Tita.

Para el matrimonio Tita se ofrece hacer el pastel de bodas, llora inconsolablemente sobre la masa por la desdicha que la abruma y en la ceremonia todos vomitan y se enferman, la madre castiga a Tita por creerla responsable.

Tita siente que las fuertes emociones afectan en su cocina y ella de forma involuntaria comienza a desarrollar un poder de efectos  curiosos n la comida que prepara y que afecta a las personas  que la comen.

Tita prepara un platillo de codornices en salsa de pétalos de rosa  aromatizada con pensamientos lujuriosos por Pedro, que su hermana Gertrudis come y ésta  arrebatada de lujuria sale desbocada y hace desaforadamente el amor con un soldado de la revolución, ella termina en un prostíbulo.

Rosaura le pare un hijo a Pedro y ella no puede cuidar del bebé porque se enferma, Tita decide ocuparse del niño y lo amamanta porque de su pecho milagrosamente brota leche.

Mamá Elena decide enviar a Pedro,  Rosaura y al bebe a la ciudad, porque sospecha que Tita y Pedro se ven a escondidas. El niño muere y Tita enmudece de rabia y dolor.

Tita descubre el amor en Pedro y vive con él una aventura oculta. Su madre  la reprime la convierte en  un ser sumiso que acepta su destino. Luego con el tiempo mamá Elena se muere y Tita siente y vive con el fantasma de su madre que la persigue en su mente.

En Como Agua para Chocolate el lector podrá introducirse en una trama que se despliega a partir de la sensibilidad y romanticismo de Tita.

Sinopsis

Como Agua para Chocolate es una cruda historia de amor que encuentra en la cocina tradicional mexicana, la defensa de una peculiar diferenciación del poder femenino.

Como Agua sobre Chocolate versa sobre la condicionada vida de una mujer Tita, en medio de sus deseos y dificultades de amar, sus frustraciones por el freno  de unas pautas que la condenan.

Sin embargo Como Agua sobre Chocolate es la historia de una mujer que encuentra y expresa alrededor de la importancia que le asigna a la cocina desde una motivadora inspiración gastronómica.

Es a través de las recetas típicas mexicanas de la época donde ambienta su vida como una especial forma de manifestar sus anhelos, sus opciones de escape y revelamiento, contra esos patrones convencionales de vida asignadas a la mujer.

La cocina se constituye en un espacio de vida personal de Tita que abre una vertiente mágica para el despliegue de su identidad.

En Como agua para Chocolate, ese lugar determinado al rol sumiso de la mujer como lo es la cocina, en Tita se transforma en espacio de creación y de arte culinario, que la lleva a expresar su desafío a las convenciones y tradiciones que la llevaron a arruinar su vida.

Como una forma de personificar la obra, Laura Esquivel la dividió  en 12  capítulos dándole no solo el nombre a cada sección como los meses del año, sino que cada uno lleva también el nombre de una receta de la comida típica mexicana.

En Como agua para Chocolate el narrador es omnisciente y está escrito en primera y tercera persona.

El desenlace narra el  matrimonio de Esperanza hija de Rosaura con Alex el hijo de John el médico de la familia.

Tita estaba como agua para chocolate, enojada con Rosaura, porque ésta quería obligar a su hija Esperanza hacerle lo mismo que le hicieron,  arruinarle la vida, de negarle la felicidad, de no vivir plenamente un amor y una relación, porque es deber de la última hija cuidar la madre hasta la muerte.

Tita se empeñó en vivir lo suficiente para impedir que Rosaura condenara a su hija a esa absurda tradición familiar.

Tita y Pedro juntos lograron a su manera disfrutar el poder amarse sin que nadie lo imposibilitara. 

Género literario

Como Agua para Chocolate es una obra literaria escrita en novela. El estilo del cual Laura Esquivel echa mano es el empleado en el realismo mágico, donde lo mundano, común y cotidiano, así como las tradiciones se mezclan con lo sobrenatural.

Personajes

  • Tita de la Garza: Es el personaje central de esta historia. Es la hija menor de mamá Elena, hermana de Rosaura y Gertrudis. Criada por Nacha la cocinera, Incomparable a sus demás hermanas, romántica y sensible, apasionada y sensual, un ejemplo del sufrimiento pero auténtica de convicción.
  • Mamá Elena La Garza: Es la madre de Tita. Mujer de edad madura, viuda y madre de tres hijas, encarna un personaje severo, es autoritaria y despiadada. Es la representación viva de la tradición matriarcal de la época.

Mama Elena muere y a la tumba se lleva secretos de sus pasiones prohibidas que sus hijas terminan conociendo.

  • Pedro Muzquiz: Es el hombre de quien Tita se enamora de adolescente y hasta la muerte. Se casa con Rosaura por imposición de mamá Elena y tienen dos hijos Roberto y Esperanza,
  • Nacha: La cocinera de la hacienda es quien cuida y cría prácticamente a Tita, le enseña a cocinar y  es  su confidente.
  • Rosaura de la Garza: Hermana mayor de Tita y estricta cumplidora de las reglas de las tres hijas de mamá Elena. Se casa con Pedro a sabiendas que no la amaba porque él de quien estaba enamorado era de Tita. Enferma de gases, de indigestión, con un severo mal aliento y acaba muriendo por inflamación en su vientre.  
  • Gertrudis: Hermana de Tita y Rosaura, es fogosa y rebelde. Cree que su destino está desmarcado de las tradiciones o convencionalismos. Termina siendo hija de una aventura amorosa con un afrodescendiente que tuvo Mamá Elena.

Símbolos presentes en el libro

Como agua para Chocolate es una novela de mucho contenido simbólico en general, cargado de variados recursos metafóricos y de elementos mágicos

La propia Tita es una suerte de encarnación de la mujer latinoamericana en proceso de liberación. La autora colocó en ella la presencia de un cuestionamiento a esa estructura social que cargada de convencionalismos subyugan a la mujer.

La rebeldía y el concebir de Tita van a surgir mágicamente, a través de los platos que ella cocina, en los que vierte sus deseos y sentimientos produciendo unos efectos mágicos.

Como agua para chocolate expresa el punto de ebullición del agua el momento ideal para poner el Chocolate, pero también significa el instante en que una persona está colerizada llena de rabia.

Son varias las metáforas alrededor de este título, si el agua está fría si se le agrega el chocolate  no sirve, no hay mezcla y nadie lo disfruta y si el chocolate está demasiado caliente, nadie lo disfruta. Este simbolismo  es una invitación al lector para que lo descubra.

Frases

“… lo poderoso que puede ser el fuego de una mirada…”

“… a la entrada estaba la luminosa figura de Pedro esperándola…”

“… los llantos del niño invadían todos los espacios vacíos del corazón de Tita…”

“Tita cantaba y sacudía rítmicamente sus manos mojadas para que las gotas de agua se precipitaran sobre el comal y «danzaran»,”

 Donde comprar o descargar el libro en pdf para leer

Comprar Como Agua para Chocolate En Amazon

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba