Cuando quiero llorar no lloro

Cuando quiero llorar no lloro es una novela negra, cuyo autor es el reconocido escritor Miguel Otero Silva, es la quinta novela de dicho autor y está catalogada como una de las mejores novelas venezolanas de todos los tiempos, su publicación se llevó a cabo el 17 de junio de 1970.

En ella se relata la historia de tres niños de diferentes clases sociales cuyo nacimiento es el mismo día y su muerte es justo 18 años después del día de su cumpleaños, todo esto acontece momentos antes de la caída del gobierno de Rómulo Gallegos y el inicio de la dictadura de Marcos Pérez Giménez.

Resumen Y sinopsis de cuando quiero llorar no lloro

cuando quiero llorar no lloroLa novela cuenta de la vida de tres varones venezolanos, no clases sociales diferentes, pero que comparten dos características, el día del nacimiento y el nombre (Victorino Pérez, Victorino Perdomo y Victorino Peralta). Los tres nacen y mueren el mismo día pero en años diferentes debido a las condiciones sociales de los 50s y 60s.

Miguel Otero Silva nos muestra las diferentes condiciones que vive cada uno de ellos, representando las consecuencias que traen la violencia y la inseguridad para todas las clases sociales, que aunque sean muy diferentes comparten el mismo destino.

Los tres Victorinos nacen el 8 de noviembre de 1948 en Caracas, Capital de Venezuela, mismo día en el que Rómulo Gallegos cayó políticamente hablando.

Victorino Peralta nació en una muy acomedida clínica con excelente personal y atención de primera calidad. Victorino Perdomo nació en un hospital con una adecuada comodidad para un recién nacido y por último Victorino Pérez quien fue recibido en una casa de uno de los barrios de la capital venezolana. Los tres comparten nombre como tributo al Santo Patrono del día.

Los padres de los personajes principales tenían como nombre Argirmiro Peralta Heredia, Facundo Gutiérrez y Juan Ramiro Perdomo. Una de las características más importantes de la novela (y cosa que incluso causó la indignación de los lectores) es que nunca se supo los nombres de las madres de los Victorinos, pues a la de Pérez se le nombraba como “Mamá”, a la de Peralta como “Mami” y a la de Perdomo como “Madre”.

Victorino Pérez, personaje principal de la novela

Victorino Pérez es un hombre con una vida muy equilibrada, que basa su vida en el respeto hacia las demás personas para que la suya sea respetada de la misma forma, tiene como enemigo a un vecino que cada día se encarga de estar pendiente de la manera en que lleva su vida, ya que Victorino Pérez no se casó por la iglesia.

El repudiado vecino se llama Don Ruperto, y la gran razón para que Pérez lo odie es que gusta de la hija de él, la menor, de nombre Carmen Eugenia. Victorino tiene una mala imagen de su padre ya que es un borracho y ha tenido que presenciar las múltiples ocasiones en las que llega a casa a maltratar a su madre.

La familia de Victorino Pérez aparte de ser de escasos recursos económicos, es muy disfuncional en muchos aspectos, siempre recibe muchos golpes igual que su madre, nunca le dio importancia al estudio y como consecuencia se envuelve en el mundo del crimen, va a prisión y logra alejar a su padre del hogar, buscando la manera de quedarse con su madre.

La madre de Pérez siempre lo motivó para que siguiera sus estudios y nunca estuvo de acuerdo con que los dejara. Gracias a ese apoyo él nunca le faltó el respeto a ella y ella, debido a la economía que vivía el país en esos momentos terminó aceptando su destino como criminal.

Victorino Peralta, personaje principal de la novela

Es el más grande de cuatro hermanos, siempre se dio el gusto de tener todo lo que deseaba, desde las fiestas más espectaculares, salir con las chicas más guapas y darse muchas comodidades gracias a una fuerte posición económica y amistades muy influyentes.

En cuanto al amor, su vida no es algo normal, pues el gran amor de su vida es su prima hermana por parte de su padre, ella es Malvina Peralta Olloa. Para su desdicha ese amor es imposible pues ella termina siendo pareja de un hombre maduro que se dedica a la política, esto causa que la vida de Victorino se vuelve muy desdichada y carente de afecto, por lo que decide ingresar a una banda de jóvenes millonarios como él.

El gran privilegio de su vida fue ser hijo de un gran ingeniero, y de ser hijo varón único, con tres hermanas menores. Es privilegiado en una sociedad en la que pesa el apellido y el estado financiero que le dan peso junto a su familia, si quisiera hacer algo malo la sociedad lo lograría debido a su apellido.

Entre sus planes está emigrar con destino a Europa, al no sentirse capaz de ver a su adorada en brazos de otro hombre. Logra aterrar al vecindario donde vive con ayuda de sus amistades y con un vehículo que su padre le obsequió luego de pedírselo con mucha insistencia.

La madre es sinvergüenza con él al acceder a casi todos sus caprichos y mimarlo demasiado, esto causa una terrible consecuencia en su decimoctavo cumpleaños.

Victorino Perdomo, personaje principal de la novela

Tiene un crecimiento similar al de Peralta, al ser acobijado por el cariño de su madre. Solo hay algo negativo en su vida de clase media y es que su padre está privado de libertad. Ésta es suficiente razón para que Victorino decida unirse a la guerrilla, una decisión que convierte su vida en una completa desgracia.

Es un excelente estudiante de Sociología, a sus 13 años de edad su padre es apresado debido a su ideología política, a partir de allí el chico Perdomo debe luchar para salir adelante junto a su madre, quien solo puede contar con un sueldo básico como maestra de escuela.

El 8 de noviembre de 1966 los tres jóvenes cumplen los 18 años (mayoría de edad en Venezuela) y el destino hace que se encuentren de forma simultánea cuando cada uno hace de las suyas. Pérez está junto a varios delincuentes huyendo de la justicia por haber realizado un robo con arma de fuego, lo persiguen a tal punto de casi agarrarlo, pero él se dice “tengo que escapar”.

Peralta, con la idea de escapar a Europa y olvidarse de su desamor, se robó un carro. Por otra parte, Perdomo está robando un negocio junto a su banda y al igual que Pérez, debe escapar de la policía.

Análisis de la novela

Otero Silva en su obra nos enseña como la maldad e injusticia presente en la sociedad de Venezuela logra transformar la vida de éstos tres jóvenes, que a pesar de ser de clases diferentes deben acudir a actos ilegales como robo, secuestro y violencia para “salir adelante”

Pérez optó por el camino menos correcto ya que es la única solución viable para sacar a flote a su madre. Perdomo tomó el mismo camino porque allí ve la opción de escapar para que todo cambie. Por último, está Peralta, el menos justificado ya que ha tenido en su vida todo lo que le apetece y aun así se va por el sendero de la maldad.

Los problemas se ven en sus vidas por no tener otra opción, por no ver otra salida y escapar o por no tener autoridad, todo lo mencionado anteriormente los lleva a sentir odio por la sociedad.

En resumen, a los Victorinos les afectó no tener un modelo paterno que sirviera como guía y les contara del mal, para que no lo involucraran en sus vidas, solo contaron con apoyo materno y aunque hicieron un arduo trabajo sus resultados no fueron los mejores, ya que se vieron afectados por los actos delictivos que en la sociedad se presentan cada día.

Comprar Cuando Quiero llorar No Lloro En Amazon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba