El Perro De Los Baskerville

El perro de los Baskerville es una novela de Arthur Conan Doyle, publicada en 1902, cuyo protagonista, el famoso detective Sherlock Holmes y su compañero el Dr. Watson, investigan el caso de un terrorífico perro de aparente origen infernal, que amenaza a todo aquel que se aproxime a las propiedades de los Baskerville y que pretenda hacerse de sus riquezas.

Resumen y Análisis

El perro de los Baskerville es la tercera de cuatro novelas policíacas escritas por Arthur Conan Doyle, protagonizada por Sherlock Holmes. Originalmente presentada como una serie, entre agosto de 1901 y Abril de 1902, en The Strand Magazine; cuenta la historia de un intento de asesinato inspirado en la leyenda de un temible perro diabólico de origen sobrenatural. Sherlock Holmes y su compañero, el Dr. Watson, investigan el caso. Se trata de la primera aparición de Holmes desde su muerte aparente en la novela “El problema final”.

Sinopsis del libro El perro de los Baskerville

el perro de los baskervilleEl doctor James Mortimer le pide ayuda a Sherlock Holmes, luego de que su amigo Sir Charles Baskerville fuera hallado muerto en los  terrenos que rodean su señorío en los páramos de Devon.

La muerte fue atribuida a un ataque cardíaco, pero de acuerdo al relato de Mortimer, el rostro de Sir Charles retuvo incluso en la muerte, una expresión de horror. Y no sólo eso, sino que cerca del cuerpo se hallaban las huellas claramente visibles de un sabueso gigante.

De acuerdo con una vieja leyenda, sobre la familia Baskerville ha caído una maldición, desde los tiempos de la Guerra Civil Inglesa, cuando Sir Hugo de Baskerville raptó a una campesina en las inmediaciones de la ciénaga de Dartmoor, pero la chica escapó.

Baskerville persiguió a la chica a través del páramo y algunas personas que lo siguieron, encontraron a la chica muerta de miedo, exhausto y, al noble, asesinado por un enorme perro venido del infierno.

Supuestamente, desde entonces, la misma criatura ha seguido cazando en los alrededores del lugar, causando la muerte prematura de muchos herederos de la familia Baskerville. Sir Charles creía en la maldición del perro y, por ello, Mortimer teme que el siguiente en la línea de sucesión, Sir Henry Baskerville, sea la próxima víctima.

Aunque menosprecia la maldición, Sherlock Holmes está de acuerdo en que hay que encontrarse con Sir Henry en Londres tan pronto como éste llegue desde Canadá, donde su rama familiar se mudó en el pasado.

Sir Henry es un joven simpático y bien parecido, escéptico respecto a los mitos y leyendas, por lo que se encuentra ansioso de tomar posesión la mansión Baskerville Hall, incluso a pesar de que hubo recibido una nota anónima advirtiéndole que se mantuviera alejado del páramo.

Cuando alguien intenta seguir a Sir Henry mientras camina por las calles de Londres, Holmes le pide a Watson acompañar al joven aristócrata y a Mortimer a Dortmoor, con el fin de proteger a Sir Henry y tratar de obtener alguna pista de quién amenaza su vida.  

Este trío llega a Barkerville Hall, un imponente feudo en medio de un vasto terreno, manejado por un mayordomo y su  esposa, el ama de llaves. El lugar está rodeado por los páramos y colinda con Grimpen Mire, una ciénaga, donde humanos y animales corren el riesgo de morir en arenas movedizas.

En paralelo, ha llegado la noticia de que un convicto llamado Selden ha escapado de la prisión y se esconde en las colinas cercanas a ese paisaje estéril y de triste atmósfera.

Se producen eventos inexplicables durante la primera noche, que mantienen a los invitados despiertos, y sólo en las primeras luces del amanecer, es que Watson y Sir Henry se tranquilizan, y cuando exploran el vecindario encuentran a los escasos pero peculiares residente de Dartmoor. Watson continúa buscando cualquier indicio para identificar a quien ha amenazado la vida de Sir Henry, y fielmente telegrafía los detalles de sus hallazgos a Holmes.  

Entre los residentes, destacan los hermanos Stapleton, un hombre y una mujer: Jack es amigable y muestra algo de curiosidad por los nuevos visitantes, mientras que Beryl, de una extraña belleza, parece harta del lugar.

Watson da largos paseos en las colinas y es atribulado por aullidos extraños que oye a lo lejos y su estado de ánimo no mejora en el interior de Baskerville Hall. Dentro de Watson, crecen sospechas acerca del mayordomo, Barrymore, quien, por la noche, enviaba señales desde una ventana de la casa con una vela a alguien en el páramo. Mientras tanto, Sir Henry se siente atraído por Beryl, quien parece temerosa de las opiniones de su hermano sobre todo el asunto.

Para hacer el rompecabezas más complejo, hay un viejo y gruñón habitante a quien le gusta mirar las casas de sus vecinos con un telescopio. Su hija Laura, quien sostenía lazos poco claros con Sir Charles; e incluso un hombre barbudo merodeando libremente en las colinas y aparentemente se esconde en una loma donde se encuentra viejas tumbas.

Sin que nadie lo sepa, incluso su amigo Watson, Sherlock Holmes se ha escondido en los páramos durante todo este tiempo, y está cerca de resolver el misterio. Holmes revela que el perro es real, y pertenece a Stapleton, quien ha seducido a Laura y la ha convencido de servir de señuelo para que Sir Charles saliera de su casa por la noche con el fin de atemorizarlo con la aparición del legendario perro. Beryl es realmente la legítima esposa de Jack, abusada y forzada a fingir que era su hermana para seducir a Sir Henry y exponerlo, también, a las fauces del perro.

Entretanto, el  perro intenta matar a Sir Henry, pero Barrymore había dado ropa vieja de Sir Henry a Selden (quien realmente es su cuñado), y como el perro entrenado actúa para matar a quien le hayan señalado mediante el olor de la ropa, mata a Selden en lugar de Sir Henry.

Desafortunadamente, la evidencia recolectada no es suficiente para enjuiciar y condenar a Stapleton, por lo que Holmes decide usar al joven Baskerville como un señuelo para atrapar al criminal, en flagrancia.

Sir Henry acepta la invitación a la casa de los Stapleton y regresaría por la noche dando a su enemigo una oportunidad de soltar al perro contra él. Holmes y Watson fingen dejar Dartmoor por tren, pero en realidad se encuentran cerca de la casa de los Stapleton, con el inspector de Lestrade de Scotland Yard.

A pesar de la oscuridad y de una niebla densa, Holmes y Watson son capaces de matar a la feroz bestia tan pronto como este ataca a la víctima señalada, mientras Stapleton, es su huida, cae en ciénaga. 

Más tarde, Holmes explica a Watson que el nombre real de Stapleton es Roger Baskerville Jr. y describe su larga carrera criminal alrededor del mundo.

Género literario

Esta novela si inscribe en el género policial del tipo novela negra, aunque el mismo Doyle llegó a denominarla como un “Enredo Victoriano” por el estilo documental en que la presentó.  

Personajes Principales

  • Sherlock Holmes. Brillante detective inglés, de aguda inteligencia y suspicacia. Intelectual y amante de la ciencia es, sin embargo, gran peleador.
  • Doctor Watson. Amigo y colaborador entrañable de Holmes. Brillante en el arte de la investigación pero su impulsividad le lleva a emitir conclusiones apresuradas con pocas evidencias.
  • James Mortimer. Médico y amigo de Sir Charles Baskerville. Contacta a Holmes, bajo las sospechas de que Henry de Baskerville corre peligro como su fallecido amigo.
  • Sir Henry Baskerville. Sobrino del fallecido Charles de Baskerville. Joven, radicado en Canadá. Heredero actual de la Casa Baskerville.
  • Jack Stapleton. Aparenta ser Jack Stapleton, vecino de la zona del páramo, pero en realidad es un miembro de la familia Baskerville. Finge junto a su esposa, ser hermanos para embaucar a Sir Henry. Es el dueño del perro con el que sostiene la vieja leyenda del perro diabólico.
  • Beryl Stapleton. Esposa de Jack, pero finge ser su hermana para seducir a Sir Henry. Participa en el complot, urdido por Jack, en contra de su voluntad.

Secundarios

  • John Barrymore. Viejo y fiel Mayordomo de Baskerville Hall.
  • Eliza Barrymor. Ama de llaves de Baskerville Hall y esposa de John.
  • Sir Charles Baskerville. Señor de Baskerville Hall, muerto de un ataque cardíaco al enfrentarse a la arremetida del supuesto perro endemoniado.
  • Frankland. Vecino del páramo, aficionado al derecho.
  • Laura Lyons. Hermosa mujer, hija de Frankland. Es seducida por Jack para usarla como señuelo para hacer salir a Sir Charles y así ponerlo a merced del perro.
  • Cartwright. Joven cáterin de Holmes.
  • Perkins. Conductor de la casa Baskerville.
  • Selden. Hermano de Eliza Barrimore quien le cuida luego de que éste se escapa de la prisión. Muere atacado por el perro debido a una equivocación.
  • Inspector Lestrade. Funcionario de Scotland Yard, amigo de Holmes.

Símbolos dentro del libro

Las ideas de Doyle para escribir este libro, provienen de la leyenda del Señor feudal Richard Cabell de Brook Hall, en la parroquia de Buckfastleigh, Devon; la cual fue inspiración fundamental para la historia de los Baskerville de un perro infernal y una maldición de la comarca.

La tumba de Cabell aún se le puede visitar en la villa de Buckfasleigh.  En el siglo XVII,  Cabell vivía sólo para cazar y en su época era descrito como un hombre monstruosamente malvado. Esta reputación la ganó, entre otras cosas, por sus actos de inmoralidad y por el rumor de haber vendido su alma al diablo.

También se decía que había asesinado a su mujer.  Cabell murió y fue sepultado. La noche del entierro se vio a una manada de perros fantasmas aullando desde la ciénaga hasta la tumba. Desde esa noche, cada aniversario de su muerte, se ve a Cabell arreando a esos perros fantasmas a lo largo del páramo.

Frases célebres dentro del libro

  • “No cuenta lo que sabemos sino lo que podemos probar”
  • “Sus equivocaciones me han llevado en ocasiones a la verdad”
  • “El mundo está lleno de cosas obvias que nadie por casualidad observa jamás”
  • “Un investigador necesita hechos, no leyendas ni rumores”
  • “Muy perverso ha de ser sin duda el hombre que no tenga una mujer que llore su muerte”
  • “Tengo los ojos entrenados para examinar rostros y no sus adornos. La primera virtud de un investigador criminal es ver a través de un disfraz”

Importancia en la literatura

En el año 2003 el libro entró en la lista, con el número 128, de las 200 mejores novelas del Big Read de la BBC del Reino Unido.

La novela emplea muchas técnicas novelísticas poco usadas hoy en día, como cartas, extractos de diarios, manuscritos interpolados, entre otros fragmentos no narrativos. Incluye cinco resúmenes sobre las historias secundarias. Los hechos del presente de la novela son narrados por Watson aunque el resumen de los eventos finales son expuestos por la voz de Holmes. Todo esto constituye una cátedra en la forma de construir ficción con herramientas del documental, sin perder la tensión dramática de una buena novela.

comprar El perro de los Baskerville en amazon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba