El Señor Presidente

El Señor Presidente, es una novela escrita por Miguel Ángel Asturias, publicada en 1946, que narra la serie de atrocidades que se desencadenan por órdenes de un tirano, quien no puede permitirse creer que, Pelele, el loco de pueblo, haya asesinado de la forma más baladí a uno de sus mejores hombres.

Resumen y Análisis

El Señor Presidente es una novela escrita en 1946, por ganador del premio nobel guatemalteco, Miguel Ángel Asturias. Un texto clave en la literatura latinoamericana, El Señor Presidente explora la naturaleza de la dictadura política y sus efectos en la sociedad. Asturias hace uso por vez primera de la técnica literaria conocida como realismo mágico.

el señor presidenteSiendo uno de los más notables trabajos del género de novelas sobre dictadores, El Señor Presidente. fue desarrollado  a partir de un cuento corto que Asturias escribió para protestar sobre la injusticia social y las consecuencias nefastas de un terremoto que devastó el pueblo del autor.

El autor comenzó a escribir la novela en 1920 y la terminó en 1933, pero las estrictas políticas de censura de los gobiernos dictatoriales de Guatemala dilataron su publicación por trece años.

Aunque El Señor Presidente no identifica de manera explícita que los acontecimientos se desarrollan en la Guatemala de principios de siglo XX, el personaje que inspira el título de la novela, es Manuel Estrada Cabrera, quien ejerciera un férreo mandato entre 1898 y 1920.

El personaje del presidente casi no aparece en la historia, pero el autor crea una gama de personajes para mostrar los efectos terribles de vivir bajo la dictadura. El uso de un imaginario onírico, onomatopeyas, símiles, y repeticiones de frases particulares, combinados con una estructura discontinua, que se constituye por cambios abruptos de estilos y puntos de vista, hace que la novela oscile entre los estilos surrealista y ultraísta.

Sinopsis de El Señor Presidente

Primera parte

La novela comienza en el porche de la cathedral, conocido como El Portal del Cielo, donde indigentes y mendigos suelen pasar la noche. Un mendigo, llamado El Pelele, está cansado de ser hostigado por la muerte de su madre de modo que, cuando uno de los hombres leales al Presidente, el Coronel José Parrales Sonriente, usa en tono de burla la palabra “madre”, el Pelele, casi de manera instintiva, se venga matándolo.

Los indigentes son interrogados y torturados para que acusen al General Eusebio Canales de haber matado al hombre del presidente, ya que se vería muy mal que se supiese que un loco había matado a un hombre tan importante. Mientras tanto, el Pelele, vaga por las calles, lleno de desilusión e invadido por la locura y el terror. 

Una extraña visión del presidente da órdenes a Miguel Cara de Ángel, su mano derecha, para que coadyuve al escape del General Canales, quien al día siguiente debería ser arrestado, acusado de matar al Coronel Parrales. Esta orden que al  principio parece contradictoria, realmente tiene la finalidad de que esta fuga deje constancia de la culpabilidad de Canales.

En un bar local, Cara de Ángel habla con Lucio Vásquez de sus planes de raptar a Camila Canales, hija del general. Esta charla no tiene otro fin que el de distraer a la policía y permitir la huida del General Canales. Más tarde, el policía, acompañado, por casualidad, por su amigo titiritero Genaro Rodas; se encuentra con Pelele y le mata.

Ya en su casa, el titiritero cuenta lo sucedió a su mujer, intuyendo que el General Canales va a ser aprendido. En paralelo, Canales sale de la casa de Miguel Cara de Ángel para, definitivamente, salir del país. Por su parte Cara de Ángel, continúa con sus planes de retener a Camila, al tiempo que la policía saquea la casa del General fugado.

Segunda parte

Fedina de Rodas, la esposa del titiritero, intenta de buena fe avisar a Canales de los planes de la policía, pero, evidentemente, llega tarde. No obstante, se encuentra con el Auditor, uno de los asesores del presidente, quien, por hallarla en la casa de Canales, la acusa de complicidad, por lo que es arrestada y, posteriormente, torturada de las formas más espantosas, que incluyen la muerte de su pequeño hijo lactante.

Miguel Cara de Ángel, quien había escondido a Camila en el bar local, intenta darle refugio en casa de algunos de los miembros de su propia familia, pero todos se niegan por miedo a parecer cómplices de Canales. Entre tanto, Camila enferma gravemente.

Fedina es liberada, hecha una piltrafa humana, a pesar de ello, el Auditor la vende a un lupanar. Al ver que la mujer aún sostiene en brazos a su hijo muerto, es llevada a un hospital.

Cara de Ángel teme por su vida, ya que ha ofrecido ésta a Dios, a cambio de la recuperación de Camila. Se conoce de la salida de Canales, luego de matar a un médico que, en  medio de su apremiante fuga decide cobrarle una absurda deuda.

Tercera parte

En la cárcel, se nos presenta a Abel Carvajal, quien conversa con un sacristán y un estudiante. Afuera, su esposa acude a todas las autoridades posibles para salvar a su marido de la pena capital. Sin embargo no tiene éxito, y finalmente vemos a este hombre, acusado con pruebas falsas, impotente ante el poder, ser condenado a muerte.

Miguel Cara de Ángel decide casarse con Camila para salvaguardar su vida. Ésta se recupera mientras cae en cuenta de su nueva e inesperada condición de mujer casada. El General Canales, quien desde el exilio planea una revolución, recibe la noticia falsa de que el padrino de bodas de Camila y Cara de Ángel ha sido el propio presidente; esto le lleva a una muerte repentina.

A Miguel Cara de Ángel, se le otorga una falsa misión diplomática en el exterior, por lo que cree que podrá partir al extranjero con Camila, quien se encuentra embarazada. No bien hubo llegado al puerto, Miguel es capturado, golpeado y desaparecido, confinado en una celda.

En el barco, es sustituido por un impostor. Camila no pierde las esperanzas de algún día reencontrarse con su marido a quien cree cumpliendo sus funciones diplomáticas. Años más tarde se retira al campo, ya resignada a que fue abandonada por su esposo. En la cárcel, Cara de Ángel recibe la falsa información de que Camila es amante del presidente, y muere de un ataque al corazón.

Se muestra El Portal del Cielo en ruinas. Los presos liberados, son sustituidos, sin más, por otras almas. Genaro Rodas y Don Benjamín, sometidos al terror, se les ve inmersos en la locura. La novela cierra con un Kyrie.

Género Literario

Es una novela que se enmarca en el género del realismo mágico, aunque contiene importantes influencias del surrealismo y el ultraísmo. De igual modo se le cataloga dentro del subgénero novelas de dictadores

Personajes

  • El Presidente. Es un personaje de referencia. No llega a tener presencia real en la historia más que en las alusiones y acciones de sus representantes. Tiene  una presencia omnímoda que permite situarlo en un plano mítico, tal como el delirio megalómano de muchos dictadores de Latinoamérica, de la forma en que desean que se les recuerde.
  • Miguel Cara de Ángel. Es el protagonista de la novela. Al principio es referido como mano derecha y favorito del presidente. Su personalidad, a lo largo de la novela, oscila entre ser una buena persona y encarnar el mal que implica representar al dictador. Se enamora y casa con Camila, hija del hombre a quien ayudó a inculpar de un asesinato que no cometió.
  • General Eusebio Canales. Militar falsamente acusado de haber matado a José Parrales Sonriente. Se ve obligado a exiliarse fuera del país. Organiza un movimiento insurreccional para hacer frente al Presidente, pero muere antes de llevar a cabo sus acciones. Es padre de Camila.
  • Camila. Hija del general Canales. Luego de la fuga de su padre, es puesta a seguro por Miguel Cara de Ángel, principal artífice del complot contra aquel. Sin embargo, dado la bondad que muestra Miguel, se casa con él y hasta llega a enamorarse de verdad.              
  • El Pelele. Indigente y loco que, en estado de enajenación, da muerte al Coronel José Parrales Sonriente, desencadenando las tragedias de la novela.  Es asesinado por el policía Lucio Velásquez.
  • José Parrales Sonriente. Coronel a las órdenes del régimen del Presidente, es asesinado por Pelele, por haberse burlado de su madre.
  • Genaro Rodas. Titiritero, testigo de la muerte de Pelele. Le cuenta a su esposa lo sucedido acarreando terribles consecuencias.
  • Fedina de Rodas. Esposa de Genaro, quien luego de escuchar sobre el complot que se teje contra del General Canales, decide avisarle para que se ponga a salvo, pero resulta ser apresada y acusada de complicidad. Es objeto de las más terribles torturas que la llevan a la locura.

Símbolos dentro del libro

Esta obra, por su género, está repleta de símbolos que enriquecen el discurso, sin embargo hay algunos símbolos centrales.

El Presidente representa la megalomanía de los tiranos del mundo, con su poder omnipresente y sus tentáculos ocultos que manejan la vida de quienes oprimen. Representa la corrupción, la inmoralidad, la ignominia, la violencia y la muerte unida al poder.

Miguel Cara de Ángel, representa la dualidad de quienes aun queriendo hacer el bien, se ven obligados a hacer el mal cuando se encuentran atados al poder de los tiranos.

Personajes como Pelele y Fedina, representan al pueblo llano, inocente que sufren las consecuencias de los desmanes de la tiranía.

Frases dentro del libro

  • “Soy la vida, la Manzana-Rosa del Ave del Paraíso; soy la mentira de todas las cosas reales, la realidad de todas las ficciones”
  • “Le dolía su país como si le hubiera podrido la sangre. Le dolía afuera y en la médula, en la raíz del pelo, bajo las uñas, entre los dientes.”
  • “Ya era una bestia comprada para el negocio más infame”

Importancia para la literatura

Es una novela fundamental, ya que marca el inicio del boom de la literatura latinoamericana, introduciendo por vez primera el género del realismo mágico que tanto caracterizará la narrativa posterior del continente. Asimismo es un ícono de género de novelas de dictaduras, mostrando de manera descarnada pero a la vez simbólica las atrocidades de los regímenes tiránicos.

Comprar El Señor Presidente en amazon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba