La Carta Robada

La Carta Robada es un cuento corto policial escrito por el norteamericano Edgar Allan Poe en 1844. Es el tercero de tres historias que involucran al perspicaz detective C. Auguste Dupin, quien, en este relato, es solicitado por la policía para ayudar a encontrar una importante carta robada que podría desencadenar conflictos políticos contra la corona francesa.

Resumen de La Carta Robada

El narrador omnisciente se encuentra junto a C. Auguste Dupin, su amigo, y se les une un personaje denominado G, el prefecto de la policía de París. El prefecto tiene un caso difícil de resolver que le gustaría compartir con Dupin.

Una carta del amante de la Reina ha sido robada de su tocador por el inescrupuloso ministro D.D. quién, se sabe, estuvo en la habitación, y la cambió por una carta de menor importancia. Gracias a esto, ha estado chantajeando a la Reina.

El prefecto hace dos deducciones con las cuales Dupin no está de acuerdo.

1. El contenido de la carta no ha sido revelado, ya que esto habría ocasionado eventos que aún no han surgido.  Por lo tanto, el Ministro D, aún está en posesión de la carta.

2. La posibilidad de producir daño con el contenido de la carta es tan contundente que poseer la carta es crucial, de modo que es posible que el ministro la lleve consigo todo el tiempo.

El prefecto cuenta a Dupin que ya registraron cada rincón de la casa del ministro y no han encontrado nada. Dupin sugiere buscar en lugares inusitados de la casa, huecos, dobles fondos, el papel tapiz, etc. El prefecto afirma que, en efecto, han revisado los lugares sugeridos y mucho más. Dupin pregunta al prefecto si sabe cómo es la carta, y éste la describe minuciosamente.

Pasa un mes y aún la carta no ha sido encontrada, por lo que el prefecto regresa donde Dupin con la noticia de que se ofrece una cuantiosa recompensa al que pueda dar con el paradero de la carta. Dupin exige al pago por adelantado de la recompensa, lo cual sorprende al prefecto, sin embargo, sabe que Dupin no juega con esas cosas. Una vez que se le hubo pagado, Dupin entrega la carta al prefecto.

La narración termina con la explicación de Dupin de cómo supo dónde encontrar la carta. Cuenta anécdotas previas que dieron luces sobre el caso, hace referencias interesantes sobre la eficiencia de la policía parisiense pero que es, precisamente, ese exceso de eficiencia lo que les impidió encontrar la carta. Ya que ésta fue puesta, por el astuto ladrón, en un lugar y de una manera en que el exceso de eficiencia policial, jamás se le ocurriría buscar.

Cuenta Dupin sobre una visita que hizo a la habitación de hotel donde se encontraba el ministro D. Dupin, provisto de unas gafas verdes que le impedían al ministro ver hacia donde miraba el protagonista, busca la carta y la encuentra.

Notó que la carta no mostraba las características físicas ni señales que le había descrito el prefecto de manera, aparentemente minuciosa, sino que era distinta. Claro, la carta había sido ligeramente intervenida por el ladrón justamente para despistar los ojos de la policía, quien ya tenían una idea preconcebida de lo que andaban buscando.

Asimismo, Dupin cuenta como trazó un plan para que el ministro fuera retenido en la calle, de manera que le permitiera sustraer la carta, cambiándola por otra y así pudo Dupin sustituirla, tal como antes lo había hecho el ministro en el cuarto de la Reina.

Género Literario

Este cuento se enmarca dentro del género policial.

Personajes

  • Chevalier Auguste Dupin. No es un detective sin embargo, pero su brillantez analítica le ha conducido a ser llamado como asesor por la policía para resolver casos difíciles.
  • Narrador. El relato está contado en primera persona, el narrador se manifiesta amigo de C. August Dupin.
  • “G”. Prefecto de la policía de París. Muy eficiente en su trabajo, pero estima las capacidades de raciocinio y análisis de Dupin, por lo cual acude a él en los casos más difíciles.
  • Ministro D. Aristócrata francés de carácter inescrupuloso, ladrón de la carta de la Reina. 

Símbolos dentro del libro

Para el mismo autor, este libro es una apología a la capacidad humana de raciocinio. Para Poe, el raciocinio de Dupin podría describirse como “un juego curioso de dos mentes en una misma persona”.

Por su parte, el psicoanalista Jacques Lacan, argumentó que el contenido de la carta de la Reina es irrelevante para la historia y que el “lugar” apropiado del significante (la carta en sí) se halla determinado por una estructura simbólica en la cual ella existe al mismo tiempo que es invisible, desplazamiento llevado a cabo primero por el ministro y luego por Dupin.

También se habla de que la forma cómo la carta no fue vista por la policía, es señal inequívoca de que el ser humano ve lo que quiere ver y no lo que se le presenta frente a sus ojos.

Frases célebres de La Carta Robada

  • “El gran error está en suponer que incluso las verdades de lo que se denomina álgebra pura, constituyen verdades abstractas o generales. “
  • “Si se trata de algo que requiere mi reflexión (…) lo examinaremos mejor en la oscuridad”

Importancia en la literatura

El aporte fundamental de este relato de Poe, es la fascinante construcción de un caso policial con un análisis proto-estructuralista, dado que para resolverlo, Dupin no sólo tuvo que ponerse en el lugar del ladrón para poder deducir donde se hallaba la carta, sino que fue capaz de ver el asunto en relación a lo simple dentro de lo complejo, tal como muchos años más tarde, lo plantearía el estructuralismo como episteme: El todo es más que la suma de sus partes.

Por otro lado, con este cuento, Poe aporta al universo del relato policial cuyas bases fueron puestas por Honorato de Balzac (Un asunto Tenebroso) y desarrolladas por Arthur Conan Doyle (Sherlock Holmes); su propia brillantez intelectual y de raciocinio, para la construcción del inteligente Dupin; quien se encuentra a la par del famoso detective Sherlock Holmes y con seguridad influenció a Agatha Christie para delinear a su Hércules Poirot.

Dónde comprar La Carta Robada

Te ofrecemos el enlace para comprar y descargar La Carta Robada, pero tenemos una sorpresa para ti, ya que se trata de una edición bilingüe, con la que podrás disfrutar de la lectura comparando las diferencias y similitudes entre el cuento en castellano y el original  en inglés.

comprar La Carta Robada en amazon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba