La Ladrona De Libros

La ladrona de libros es una novela de Markus Zusak que cuenta la historia de Liesel, una niña que, en tiempos de la Alemania nazi, queda huérfana, tiene amigos judíos y posee un inmenso amor por la literatura; por lo que, en medio de muchas dificultades, se ve obligada a poner en práctica múltiples estratagemas para poder leer los libros que tanto le gustan.

Sinopsis de La ladrona de libros

Narrada por la Muerte, una voz masculina que a lo largo del libro prueba ser más bien descuidada. La trama nos habla de Liesel Meminger en el marco de la Alemania Nazi, durante la Segunda Guerra Mundial.

Luego de la muerte de su pequeño hermano en un tren en el pueblo alemán, ficticio, de Molching, en la periferia de Múnich, Liesel llega al hogar de sus nuevos padres adoptivos, Hans y Rosa Hubermann, quienes se muestran angustiados y taciturnos.

Durante el tiempo que pasó allí, ella es expuesta a los horrores del régimen nazi, y debe pasar de la inocencia, que le otorga la niñez, a la madurez que le demanda un contexto tan destructivo.

la ladrona de librosA medida que la situación de Alemania se deteriora, sus padres adoptivos esconden a un judío llamado Max Vandenburg. Hans, quien ha desarrollado una cercana relación con Liesel, le enseña a leer, primero en su cuarto, luego, en el sótano. 

Reconociendo el poder de la escritura y del compartir la palabra escrita, Liesel no sólo comienza a robar libros, que los Nazis quieren destruir, sino que también escribe su propia historia, y comparte la fuerza del lenguaje con Max.

Gracias a recolectar ropas sucia para su madre adoptiva, ella también inicia una relación de buena amista con la esposa del alcalde, Ilsa Hermann, quien, al principio, le permite leer libros de su biblioteca y, posteriormente, robarlos.

Un día, mientras un grupo de prisioneros judíos era llevado hacia el campo de concentración de Dachau, Hans ofrece a un hombre particularmente débil un pedazo de pan, motivando la ira de muchos en el pueblo.

Max deja la casa de los Hubermann por el miedo de que las acciones de Hans levanten sospechas sobre del matrimonio Hubermann y sus actividades. Eventualmente, como castigo, por sus actos, Hans es coaccionado para unirse al ejército y es enviado al frente de batalla.

Más adelante, Liesel ve a Max entre un grupo de prisioneros y se le une en la marcha, ignorando una orden de un soldado de mantenerse alejada y es golpeada por tal falta.

El pueblo es bombardeado. Los rescatistas que buscan sobrevivientes y que limpian el área, ven el manuscrito de Liesel entre los escombros, lo dejan allí, pero la Muerte lo toma. Liesel, devastada, es llevada donde los Hubermann y se niega a limpiar las cenizas de sí misma hasta caminar por el río donde Rudy salvó un libro, diciéndole palabras finales de despedida. En 1945, Liesel trabaja en una sastrería que pertenecía al padre de Rudy, donde Max entra. Se produce un muy emotivo encuentro.

Años más tarde, “apenas ayer”, Liesel muere siendo una anciana en los suburbios de Sydney, con una familia y muchos amigos, pero nunca olvidó a Hans, Rosa, Rudy y ni a su hermano. Cuando la Muerte se lleva su alma, le da su manuscrito perdido en el bombardeo.

Ella le pregunta si los leyó, la muerte asiente. Liesel le pregunta si lo entendió todo, pero la Muerte está confundida, incapaz de comprender las complejidades humanas. Las últimas palabras de la Muerte, tanto para Liesel como para el lector son: He sido cazada por los humanos.

Género literario

Se trata de una novela histórica, con tintes de novela juvenil.

Personajes

La Muerte. Recolectora de almas, se adapta a cualquiera de los colores del mundo según le toque estar, narra la historia de una niña que vivió durante el terror de la Alemania Nazi en la Segunda Guerra Mundial.

La Muerte insiste en que, para el lector, debe comportarse jubilosa y afable, pero admite que, ciertamente, no puede resultar agradable. En algunas ocasiones, la Muerte se ve obligada a tomar medidas respecto a la simpatía que siente por la historia de la humanidad. Mira los colores a su alrededor antes de ver cualquier otra cosa. La historia es contada desde su punto de vista, en las tres épocas en que ha visitado al personaje Liesel Meminger.

Liesel Meminger. La protagonista de la historia. Es una chica adoptada al inicio de su adolescencia, rubia de ojos pardos. Es adoptada por los Hubermann luego de que su padre abandonase a su familia por  ser comunista, su hermano muriera, y su madre se viera obligada a enviarla a un hogar adoptivo, para evitar la persecución Nazi.

Liesel es la “ladrona de libros”, llamada así porque le fascina la lectura y admira el poder de las palabras, y ha tenido que robar libros para poder disfrutar de ellas. Se vuelve una gran amiga de Ilsa Herman, la esposa del alcalde.

Hans Hubermann. Padre adoptivo de Liesel, esposo de Rosa. Hans es un ex soldado del ejército alemán de la Primera Guerra Mundial, toca el acordeón, y es pintor. Desarrolla una cercana y amorosa relación con Liesel, y se vuelve su principal fuente de apoyo para ella.

Él, al igual que Liesel, no tiene mucha experiencia con la lectura. Juntos, se ayudan para leer y escribir, las palabras que aprenden, sobre  un muro del sótano. Él ayuda a Max, un judío, debido a que el padre de éste, salvó a Hans en la primera guerra.

Rosa Hubermann. Rosa es la madre adoptiva de Liesel. Tiene una lengua siempre presta para lastimar. Constantemente malhumorada, tiene cabello castaño. A pesar de su temperamento, es una esposa abnegada para Hans y una buena madre para Liesel. Para complementar los ingresos familiares, lava y plancha ropa para las familias acomodadas de Molching. Cuando le presentan a Max, el lector puede ver su lado amable.

Rudy Steiner. Vecino de Liesel, Rudy tiene una gran complexión y posee las características del ideal ario venerado por el movimiento Nazi. A pesar de poseer esta apariencia del arquetipo germano, no apoya directamente a los nazis.  

Como pertenece a una familia relativamente pobre, compuesta por dieciséis niños, Rudy siempre tiene hambre. Es conocido por todo el barrio por lo que se conoce como “el incidente de Jesse Owens”, en el cual, una noche, se pintó de negro con carbón y corrió cien metros en la pista deportiva local.

Académicamente y atléticamente es sobresaliente, por lo cual llama la atención de los oficiales del partido Nazi, por lo que intentan reclutarlo. Su renuencia a apoyar al partido Nazi lo pone en situaciones problemáticas a lo largo de la historia. Rudy se vuelve el mejor amigo de Liesel y se enamora de ella.

Max Vandenburg. Un judío que se refugia de los nazis en el sotano de los Hubermann. Es hijo de un soldado de la Primera Guerra mundial que peleó junto a Hans Hubermann, y ambos desarrollaron una íntima amistad durante la guerra.

Durante el régimen de terror Nazi contra los judíos, Hans le proporciona refugio a Max y le esconde del partido Nazi. Durante su permanencia en la casa de los Hubermann, Max se hace amigo de Liesel, debido a su afinidad por compartir palabras.

Él escribe dos libros para ella y se le presenta con un bosquejo que contiene la historia de su vida, esto contribuye con la idea de Liesel de desarrollarse como lectora y escritora, lo cual le salva la vida, porque que durante el bombardeo que arrasaría Molching, ésta se encontraba escribiendo dentro del sótano, protegiéndola de morir.

Ilsa Hermann. Esposa del alcalde de Molching, le da empleo a Rosa Hubermann. Cae en un profundo estado de depresión luego de la muerte de su único hijo en la Primera Guerra Mundial. Ilsa le permite a Liesel visitarla, leer y hasta robar libros, de su biblioteca personal. Ella también le regala a Liesel un pequeño libro negro que la motiva a escribir su propia historia, “La ladrona de Libros

Werner Meminger. Hermano de Liesel, muere abruptamente en un tren junto a su madre y su hermana, mientras eran transportados un hogar adoptivo. Su muerte es lo que condujo al robo del primer libro, un manual para sepultureros robado por un joven que está aprendiendo a trabajar en un cementerio.

Paula Meminger. Madre de Liesel. Se le menciona en la historia muy pocas veces. El padre de Liesel fue aprehendido por los Nazis antes del incidente desencadenador de la novela, debido a su condición de comunista, y fue la razón por la que Paula Meminger decidiera llevar a sus hijos a hogares adoptivos, creyendo que así los salvaría de la persecución Nazi.

Por un tiempo, Liesel le escribe cartas a su madre pensando en la posibilidad de que aun estuviera con vida. Al igual que el padre de Liesel, muere, pero nuestra protagonista, eventualmente, toma conciencia de que su madre la da en adopción con el fin de protegerla.

Símbolos dentro del libro

El personaje de la Muerte como narrador del libro, simboliza cómo el hecho de morir es un evento omnipresente para los humanos, con el cual hay que aprender a vivir inevitablemente, en lugar de renegarla.

Los actos del lenguaje, la lectura y la escritura, se constituyen en símbolos de libertad, debido a que hablar, leer y escribir son actos inalienables que ningún opresor puede privar por mucho que lo intente. Esto es una insubordinación al acto nazi de la quema y censura de libros durante la segunda guerra mundial.

El amor por su parte se impone como un símbolo de las motivaciones para vivir, sobrevivir y mantenerse felices pese a las adversidades. En este libro se presentan, en este sentido, las diferentes formas de amor entre las personas, y se ve cómo les llena de esperanzas.

Frases célebres dentro del libro

“He odiado las palabras y las he amado, espero haber estado a su altura”

“¿Cómo le regalas a alguien un pedazo de cielo?”

“En realidad, no importaba de qué tratara el libro, lo importante era lo que significaba”

“Ese instante se dilató hasta el infinito. La eternidad de unas décimas de segundo en que se toma una decisión”

“Las bombas cayeron y las nubes no tardarían en arder, ni las frías gotas de lluvia en convertirse en cenizas. Nevarían abrasadores copos de nieve”

Importancia en la literatura

Se trata de una novela escrita por el autor australiano Markus Zusak, siendo su más popular trabajo. Publicada en 2005, La Ladrona de Libros se ha vuelto un bestseller internacional y ha sido traducida a 63 lenguas, vendiendo más de dieciséis millones de copias. Ha sido adaptada al cine en 2013. Esta novela es un homenaje a la literatura misma, enalteciendo el habla, la lectura y la escritura como caminos hacia la libertad.

comprar La Ladrona de Libros en amazon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba