Otra Vuelta De Tuerca

Otra vuelta de tuerca es una novela de horror escrita por Henry James en 1898, que cuenta las vivencias de una institutriz que se emplea en una casa, para cuidar a un par de niños, donde han ocurrido hechos fatídicos que envuelven la historia en un terrible misterio donde se mezclan  traumas psicológicos, relaciones de amor tormentosas, promiscuidad, pederastia y fenómenos paranormales.  

El atractivo de la historia es tal, que es una de las novelas con más adaptaciones a la radio, el cine, la televisión, el teatro y la ópera, incluso ha sido inspiración para generar historias con formatos argumentales parecidos.

Sinopsis y análisis del libro Otra vuelta de tuerca

La novela se centra en una institutriz encargada de cuidar a dos niños en un lugar remoto de Inglaterra, quien poco a poco se convence de en ese sitio habitan fantasmas.  

La novela ofrece diversas interpretaciones que incluso llegan a excluirse entre sí. Muchos críticos han intentado determinar la naturaleza exacta de las apariciones fantasmales de la historia, si son producto de la imaginación de la protagonista o si, en efecto, son reales. Sin embargo, hay quienes han argumentado que la brillantez de la novela es consecuencia precisamente de generar esa sensación de confusión en el lector.

Resumen

otra vuelta de tuercaEn vísperas de navidad, un narrador desconocido, junto a otros personajes también desconocidos, escucha a Douglas, un amigo, quien lee un manuscrito realizado por una ex institutriz a la que Douglas dice conocer y que sabe, está muerta.

El manuscrito contiene la narración de la misma institutriz que decide trabajar para un hombre responsable de sus jóvenes sobrinos huérfanos de padre y madre. Él, vive principalmente en Londres, pero también posee una casa en el campo. Realmente el hombre no está muy interesado en criar a esos niños.

El chico, llamado Miles, acude a un internado, mientras que su joven hermana, Flora, vive en la casa de veraneo en Essex. Ella actualmente es cuidada por la Sra. Grose, el ama de llaves.

El tío de Miles y Flora, el empleador de la institutriz, la deja completamente a cargo de los niños y plantea claramente que no debe ser molestado con anuncios de ningún tipo. La institutriz viaja a la casa de campo de su nuevo empleo e inicia sus deberes.

En verano, en la casa se recibe una misiva del director de la escuela donde Miles estudia, diciendo que éste ha sido expulsado, por lo que pronto, el niño estará de vuelta en casa. Miles nunca habla del asunto, y la institutriz no se atreve a tocar el tema.

La institutriz intuye que la expulsión de Miles guarda un misterio importante, sin embargo, está tan fascinada con el afable carácter del chico y la ternura que le profesa que prefiere no inmiscuirse en ese problema.

Pronto, en los alrededores de la casa, la institutriz comienza a ver las figuras de un hombre y una mujer que ella no conoce. Estas figuras vienen y van a voluntad sin ser vistos por los otros miembros del personal de la casa, por lo que a la institutriz le parece que tienen un origen sobrenatural.

La Sra. Grose le cuenta que la institutriz anterior, la Srta. Jessel, y otro empleado, Peter Quint, habían tenido una relación íntima. Antes de su muerte, Jessel y Quint, pasaban mucho tiempo con Miles y Flora, y este hecho le resulta significativamente desagradable a la institutriz actual, cuando se convence de que los dos niños saben de la presencia de los fantasmas, pero lo mantienen en secreto.

Más adelante en la historia, sin permiso alguno, Flora se ausenta de la casa, mientras Miles toca algo de música para la institutriz. Ésta nota la ausencia de Flora y acude a la Sra. Grose para buscarla. La encuentra en el muelle de un lago cercano, y la institutriz se convence de que Flora ha estado hablando con el fantasma de la Señorita Jessel.

Cuando la institutriz finalmente confronta a Flora, la chica niega haber visto a la Srta. Jessel, y pide que mantengan a la institutriz lejos de ella. Por sugerencia de la institutriz, la Sra. Grose lleva a Flora donde su tío, dejando a la institutriz con Miles, quien por la noche, habla acerca de su expulsión.

El fantasma de Quint se le aparece a la institutriz frente a la ventana. Ésta cubre a Miles con sus brazos, quien intenta ver al fantasma también. La institutriz le dice a Miles que él ya no volverá a ser molestado por el fantasma, pero descubre que Miles ha muerto en sus brazos.

Género literario

Cuando fue publicada, Otra vuelta de tuerca fue clasificada tanto dentro del género de ficción gótica, como dentro del género de historia de fantasmas; hoy se le ha incluido también en el género del terror psicológico.

Personajes

  • Institutriz. Joven hija de un sacerdote pobre, es contratada para cuidar a los niños Miles y Flora, sobrinos de un hombre acaudalado. En Londres conoce, y se siente atraída por el tío de los niños, por lo que aceptar el trabajo de institutriz le resulta una manera de acercarse a él.
  • Miles. Niño de diez años de edad, de carácter encantador y afable. Sin embargo fue expulsado del colegio por contar historias inapropiadas a sus condiscípulos.
  • Flora. Hermana de Miles, de ocho años de edad, debido a su cortedad no asiste a la escuela.
  • Señorita Jessel. Antigua institutriz de Miles y Flora. Muerta. Era una hermosa joven al momento de su muerte. Sostuvo amores con Quint. Muere de una manera extraña mientras estaba de vacaciones, estando encinta. También tuvo una hermosa relación con Flora.
  • Quint. Empleado de confianza del tío de los niños. Llega a vivir a en la casa de campo por problemas de salud. De carácter violento y mujeriego, sostuvo una relación con la antigua institutriz de los niños, la Srta. Jessel. Murió ebrio en una noche de invierno y nieve.
  • Señora Grose. Ama de llaves en la casa de campo donde habitan los niños. Hace buenas migas con la institutriz. Una mujer bondadosa y temerosa de su jefe.
  • Douglas. Personaje que lee el manuscrito dejado por la institutriz

Símbolos dentro del libro

Otra vuelta de tuerca se constituye en la doble interpretación que se le puede dar a los fenómenos paranormales, ya que desde la perspectiva religiosa y supersticiosa, pueden parecer reales, pero desde una perspectiva objetiva y científica se consideran producto de alucinaciones psicóticas.

Se piensa que lo acaecido a la institutriz es el resultado de la fuerte represión sexual, por la llamada Moral Victoriana, muy común en la época en que el libro fue escrito.

Frases célebres dentro del libro

  • “Aquel aire indescriptible de no saber nada de las cosas de este mundo, fuera del amor”
  • “La manera en que un hombre rinde su más alto homenaje a una mujer consiste, a menudo, en hacerla consagrarse de un modo casi religioso a las sagradas leyes de su comodidad”
  • “Veían cosas terribles e inenarrables, resultado de las atroces relaciones existentes en el pasado”
  • “Los verdaderos caballeros, cuyas historias tanto nos gusta leer, jamás se aprovechan demasiado de una ventaja.”
  • “He estado viviendo con una dolorosa realidad, y ahora me doy cuenta de que ésta me ha derrotado”

Importancia en la literatura

En el siglo siguiente a su publicación, Otra vuelta de tuerca se ha convertido en una lectura fundamental de los académicos de la literatura, quienes no terminan el debate acerca de las múltiples interpretaciones que tiene su trama. Publicada contemporáneamente al nacimiento del psicoanálisis, esta novela es capaz de recoger elementos que posteriormente esta disciplina ofrecería al mundo en forma de ciencia. Más allá del terror por los eventos sobrenaturales, James dio un paso adelante al sentar las bases de lo que años más tarde sería el género del terror psicológico.

comprar Otra Vuelta De Tuerca en amazon

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba