Relato De Un Náufrago

Relato De Un Náufrago de Gabriel García Márquez es una novela corta publicada en 1970. Está basada en la historia real de un grupo de marineros colombianos de la marina de Guerra quienes quedaron a la deriva luego de que su embarcación zozobrara.

Resumen de Relato De Un Náufrago

Esta novela es la historia de un marinero colombiano llamado Luis Alejandro Velasco. Junto a sus compañeros, se encontraba en Mobile, Alabama, Estados Unidos esperando que el barco en el que viajaban fuera reparado. Velasco había visto la película “El motín de Caín” que trata de una tormenta en el mar, y tal fue su miedo, que había decidido que ese sería s último viaje como marinero.

El 24 de febrero, el barco zarpa luego de 8 meses de retraso y Velasco pasa la primera noche asustado en medio de pesadillas gracias a la película. Se acercaban al Golfo de México donde la tensión del marinero aumentó por las corrientes de la zona, sin embargo, el barco pasó sin novedades.

Más adelante en el recorrido, el barco comenzó a tener problemas gracias al clima. Todos los marineros fueron llamados a babor por lo que Luis Alejandro pensó que les ordenarían soltar la carga para aligerar el peso. Esta orden no se dio, por lo que una de las olas subsiguientes envió al agua a un importante número de marineros, entre ellos, Luis Alejandro.

Relato De Un NáufragoAl caer al mar, el protagonista se aferra a una caja de mercancía pensando que el barco se habría hundido. Notó entonces que esto no había sucedido. En la distancia vio uno de los botes transbordadores e hizo lo posible para llegar a él. Al alcanzarlo, tuvo que ver a cuatro de sus compañeros ahogarse al no poder hacer lo mismo y ponerse a salvo.

Velasco imaginó que no pasaría mucho tiempo antes de que llegara un rescate, sin embargo, la noche llegó y no hubo asomo de ser rescatado. Al anochecer, se dedicó a ver las estrellas mientras desesperadamente seguía la hora en su reloj.

El marino suponía que estaba moviéndose en dirección contraria a Cartagena, el destino original lo que le causó zozobra. Este sentimiento se disipó al notar aviones que sobrevolaban. Luis Alejandro hizo lo posible por ser visto, pero de tres sobrevuelos diferentes, ninguno de los pilotos lo notó en el agua.

Cerca de las cinco de la tarde del segundo día aparecieron los tiburones y junto a ellos, el hambre y la sed. Llegada la noche y en medio del estupor del sueño, vio a uno de sus amigos señalarle las luces de la costa, sin embargo, al amanecer se hizo evidente que estaba ya delirando.

Para el tercer día nada más pasaba y de pronto el marinero comenzó a perder la noción del tiempo. Su amigo lo visitaba todas las noches por un rato y luego desaparecía, clara muestra de la pérdida de la razón. Una de esas largas noches le pereció ver un barco y comenzó a remar hacia él inútilmente, el barco desapareció.

Cuando comenzó a perder las ganas de vivir recordó un libro que había leído acerca de un náufrago que había terminado en una isla habitada por caníbales que se lo habían comido. Esto le hizo tener más miedo de la tierra que de permanecer en el mar.

Siete gaviotas se acercaron a su balsa una mañana, lo que le dio la idea de estar cerca de la costa. El hambre hizo que tomara una de las más pequeñas e intentar comerla. La tarde de su séptimo día las gaviotas volvieron, una vez más siete. El marinero pensaba que eran las mismas y que estas se habían perdido.

Vio también un cardumen de peces nadando alrededor de la balsa por lo que intentó pescar con sus manos. No solo los peces se escapaban de sus manos sino que lo hirieron. Esta sangre atrajo a los tiburones y repentinamente un pez entro a la balsa. Al principio, el marinero pensó que se trataba de un tiburón.

Tomó el pescado y lo golpeó en la balsa hasta matarlo. Los tiburones circulaban alrededor por el olor a sangre pero Velasco pudo disfrutar de dos buenos trozos de pescado y quedó satisfecho. El resto decidió tirarlo a los tiburones, uno de ellos quiso tomarlo de un pedazo, así que el marinero o golpeó.

La noche de ese séptimo día el tiempo cambió y hubo muchas más olas por lo que la balsa comenzó a girar y casi la pierde. Por buena suerte, Velasco había atado la balsa a su pie y pudo volver a subir a ella. En ese momento se dio cuenta de que el color del agua estaba cambiando.

Para la octava noche el marinero ya había perdido las ganas de vivir, ya no era capaz de sentir dolor y cada vez tenía más alucinaciones. Luego, al despertar el noveno día, encontró una raíz en medio de la balsa. Esto le renovó las esperanzas al recordar la historia bíblica de Noé en donde una paloma le lleva a Noé una rama de olivo para indicarle su cercanía a tierra.

El día décimo Luis Alejandro miró una línea de cocoteros a lo lejos, decidió remar hacia ellos, pero había perdido uno de los remos ante los tiburones y ya no tenía fuerza suficiente. En cambio, decidió lanzarse al agua y nadar hacia unos acantilados. Por un momento pensó que se trataba de otra alucinación pero después sintió la arena en sus pies y manos. Por fin el marinero logró llegar a tierra firme.

Vio entonces a una joven y sin saber dónde se encontraba, pidió ayuda en inglés. La chica buscó a un hombre que vino con una mula donde subieron al marinero para llevarlo a una choza. Al preguntar dónde estaba, Luis Alejandro descubrió que estaba en Mulatos, Colombia. Entonces el marinero les dijo que era sobreviviente del naufragio del Caldas.

La policía del pueblo lo busca para trasladarlo a Cartagena en donde le prohibieron hablar con nadie, hasta que un día llegó un periodista disfrazado de médico. Es e periodista puso la historia del náufrago en primera plana al día siguiente. Velasco se volvió entonces una celebridad.

Género

Como la mayoría de las obras de Gabriel García Márquez, Relato De Un Náufrago es una novela. En este caso particular es una novela corta inspirada en hechos reales.

Si te gusta García Márquez no dejes de ver nuestro análisis de El Coronel no tiene quién le escriba

Personajes

Aunque muchos personajes se nombran en esta novela, sin lugar a dudas, el personaje más importante es el marinero Luis Alejandro Velasco. Este era un joven de apenas 20 años que se desempeñaba como marinero de bajo rango en el ARC Caldas de la Marina de Guerra Colombiana.

Se trata de un personaje real. De 8 marinos que cayeron al agua durante la tormenta de aquel día, solo Velasco sobrevivió y tras 10 días en el mar, llega a tierra por lo que es su historia la que se cuenta en esta novela.

Símbolos

Al ser esta una historia verdadera es difícil encontrar símbolos utilizados. Sin embargo, no podemos dejar de mencionar las visiones de tierra firme como un símbolo de esperanza y supervivencia.

La raíz que le recuerda a Velasco la historia de Noé también fue un símbolo de esperanza y fe que acompañó al náufrago durante sus últimos días a la deriva.

Frases de Relato De Un Náufrago

  • “Después de la tormenta el mar amanece azul, como en los cuadros…”
  • “Una gaviota grande, oscura y vieja voló sobre la balsa. Entonces no pude dudar de que me encontraba cerca de tierra.”
  • “El heroísmo, en mi caso, consiste exclusivamente en no haberme dejado morir de hambre y de sed durante diez días.”

Importancia

Relato De Un Náufrago le valió a García Márquez muchos problemas; primero, la dictadura colombiana lo exilió por descubrir que el barco de la marina de guerra trasportada una carga ilegal de electrodomésticos. Esto le valió al autor serios problemas con la ley de su país.

Además, el protagonista de la historia, Luis Alejandro Velasco, demandó al autor al este convertir un reportaje periodístico en un libro. Sin embargo, la manera en la que García Márquez convierte una historia real en una novela atractiva e interesante convierte todos los sacrificios en algo válido tanto para el lector como para el autor.

Dónde comprar Relato De Un Náufrago

Comprar Relato De Un Náufrago en Amazon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba